martafandres.com » fotografía artística

CEUTA EN UN DÍA

Hace unos días tuvimos la oportunidad de visitar  Ceuta. Nuestro coche con matrícula española tenía que pasar la ITV este mes, así que como ahora vivimos en Tetuán no nos quedaba otra que aprovechar para visitar esta ciudad a la vez que hacíamos todas las gestiones necesarias. Cuando Alberto acabó de entrenar por la tarde, salimos con el coche hacia la frontera. Al cabo de cuarenta minutos llegamos y para nuestra sorpresa, en cuestión de cinco minutos pasamos al lado español. El guardia civil nos dijo al entrar que habíamos tenido mucha suerte en cruzar tan rápido puesto que la frontera de Ceuta es peor que la de Melilla en cuanto a número de vehículos y personas que la cruzan diariamente. Y las colas hacen que te acabes desesperando, pero en eso ya teníamos experiencia.PINUna vez que localizamos nuestro hotel Hotel Ulises, caminamos un minuto hasta la Pizzería d’Armando, donde cenamos una pizzas muy sabrosas. El alojamiento era céntrico, pero por la mañana nos sorprendimos mucho al abrir las persianas porque desde nuestra habitación se podía contemplar a lo lejos el peñón de Gibraltar. Justamente salía un ferry, intentamos despertar a Blanca para que viera las vistas pero estaba muy a gusto durmiendo en compañía de su inseparable mantita. Al cabo de un rato se despejó y preguntó por el peñón de “Gimentón”… algo escucharía a lo lejos en sus sueños…

PINPINDespués de un variado desayuno en el hotel, Alberto encontró un taller donde podían cambiarle las ruedas al coche, estaban un poco gastadas y temíamos que no pasaran la revisión. Así que mientras dejamos el coche allí nos fuimos paseando por una preciosa avenida situada en la playa. La previsión nos decía que iba a llover en Ceuta, pero tuvimos suerte y aunque el cielo estaba bastante nublado no llovió y se iban colando los rayos de sol entre las nubes iluminando el mar.
PINPINPINPINPINPINAl otro lado de la carretera se podía ver y entrar al conjunto monumental de las murallas reales, esas murallas marcaban el límite de la Ceuta antigua. Fue interesante recorrerlo a pie, todo estaba impecable y bien conservado.PINPINPINPINPINFuimos a recoger el coche y enseguida se hizo la hora de comer, nos dirigimos hasta la plaza de los Reyes y aparcamos por allí. Enseguida nos llamó la atención la fachada de un edificio situado en la plaza: La casa de los dragones, que fue donde se instaló la sede del Casino Africano.PINEncontramos un restaurante justo en la esquina opuesta al edificio: La Bodeguilla Gastrobar. Comimos muy a gusto, a base de tapas. Nos encantó la mini burger de langostinos.PINAl terminar la comida fuimos paseando por el centro, Blanca jugaba con las palomas y yo seguía contemplando edificios a mi alrededor.PINPINPasamos por delante de nuestro hotel, paseando por una de las calles más comerciales hasta toparnos con esta escultura llamada Calypso.PINLo curioso es que el escultor es un familiar lejano de Alberto. Sus padres siempre nos lo habían contado. Ginés Serrán ha cedido varias esculturas a su ciudad natal, nosotros pudimos ver ésta y la de Hércules, situada en la bocana del puerto, que simboliza la separación y unión de dos continentes: Europa y África. Blanca estaba fascinada con el tamaño de las obras y nos hicimos unas cuantas fotos por allí.PINPINFue hora de buscar un parque para que Blanca jugara, justo en el paseo del puerto localizamos uno y dio la casualidad que también allí mismo Caixaforum había organizado una exposición de fotografías del genial Sebastiao Salgado, las mismas que se recopilan en su libro Génesis. Disfruté mucho viéndolas, aunque no era la primera vez que las veía, en ese tamaño enorme.PINPINFue hora de pasar la ITV, realmente no sabíamos si nos daría tiempo de ver muchas cosas más, pero tuvimos la suerte de que la pasamos en cuestión de quince minutos. Lo siguiente que hicimos es dirigirnos al mirador de San Antonio, situado en el monte Hacho, se podía ver Gibraltar y la unión de las aguas del Mediterráneo y el Océano Atlántico.PINPINLuego encontramos otro mirador, el de Isabel II. Solo se puede acceder en coche, pero vale la pena porque las vistas son magníficas. PINPINLos miradores siempre me parecen los lugares ideales para despedir el día, pero esta vez quisimos decirle adiós al sol desde Benzú. La última localidad española situada en la parte noroccidental de Ceuta. La valla que separa los dos países seguía unos metros hasta el mar.PINPINPINLo que más nos impresionó fue la montaña denominada como “La mujer muerta” o “mujer dormida”, si os fijáis la silueta de las montañas dibujan el cuerpo de una mujer recostada boca arriba. Me pareció un lugar mágico y allí nos quedamos esperando a que el sol se fuera.PINPINPINPINEspero que os haya gustado nuestro pequeño recorrido, nos quedaron muchas cosas por visitar y conocer pero el poco tiempo que tuvimos lo aprovechamos a más no poder. Me despido hasta nuestra próxima aventura. Como siempre dice Blanca: La aventura nos ataca!!!! Y es que este año, no paramos!

Share to:FacebookPinterestEmailtweetinicio

Your email is never published or shared. Required fields are marked *

*

*